Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com
 

Ayca - Actividades

 

Crónica de la presentación de AYCA

AYCA EMPIEZA SU ANDADURA

UNA OPORTUNIDAD PARA EL DESARROLLO DE
LAS COMUNIDADES ANDINAS NACE EN PLENO CORAZÓN
DEL BARRIO DE SANTS

Por: Javier Bueno Gomollón*

El pasado sábado tres de marzo de 2007 tuvo lugar la presentación oficial de AYCA en el espacio CaixaForum de Barcelona. Esta nueva asociación solidaria, impulsada y presidida por la Doctora Mª Pilar Lozano Esteban, empieza su andadura con el objetivo de cooperar en el desarrollo de las comunidades andinas. Más allá de la colaboración sanitaria, pretende convertirse en un puente tendido entre las inquietudes solidarias de los españoles y los habitantes de las zonas más empobrecidas de los Andes que, sólo necesitan de un pequeño impulso para ser capaces de mejorar por sí mismos sus condiciones de vida.

Una ayuda de altura

Las comunidades con las que AYCA pretende colaborar se ubican principalmente en territorio peruano, a altitudes que van desde los 2.000 hasta los 5.000 metros. Analfabetismo, incomunicación, falta de asistencia médica inmediata, ausencia de agua corriente y luz o malnutrición infantil y violencia doméstica son sólo algunos de los problemas que afectan a las personas que habitan en estos enclaves, cuya economía de subsistencia depende de los frutos que da una tierra tremendamente rica, pero que a la vez no permite comerciar con ellos debido al pésimo estado o inexistencia de las vías de comunicación.

La semilla de AYCA

La Dra. Lozano, que desde hace varios años colabora realizando trabajo de campo con la Asociación de Médicos Peruanos de Barcelona (AMEPEBA) y la ONG Matres Mundi, se dio cuenta de cómo su papel de cooperante evolucionaba progresivamente hacia el de emisaria y voz en nuestro país de las necesidades e inquietudes de las comunidades a las que ayudaba. El nacimiento de AYCA viene motivado, pues, por la intención de focalizar dicha experiencia y transformarla en una ayuda que permita solucionar de forma eficiente los problemas más perentorios de aquella zona.

¿Quién tiene una idea?

Uno de los aspectos que convierten a AYCA en una asociación especial y tremendamente fresca es la gran permeabilidad que muestra ante cualquier idea de sus colaboradores y asociados. Pese a que su impulsora es, como decíamos, Médico de Familia, la Asociación se abre al estudio de cualquier proyecto, sea cual sea la disciplina en la cual se englobe, siempre que contribuya a mejorar el día a día de las comunidades con las que se va a trabajar. Por ello, cualquier idea en dicho sentido será siempre bien recibida en AYCA, ya se trate de un proyecto para desarrollar un sistema de comunicaciones o una iniciativa solidaria para la recogida de fondos.

 

 

Un trabajo a la carta

AYCA desarrollará sus actividades bajo una serie de premisas fundamentales. En primer lugar, la Asociación se ha propuesto coordinarse siempre con las autoridades de las zonas en las que se vayan a realizar proyectos, tratando de ajustar la tipología de los mismos a las particularidades de cada comunidad. Según la Dra. Lozano, tratar de aplicar modelos preconcebidos desde España no tiene sentido, ya que siempre se obtendrá un mejor resultado si se trabaja sobre las demandas de la propia población beneficiaria. Este aspecto responde además a una doble intención, ya que exige una implicación por parte de las comunidades a las cuales se va a ayudar. Una implicación sin la cual, tal y como explica la Dra. Lozano, “los propios beneficiarios acaban por no valorar la ayuda que se les brinda”. Por ello, AYCA ha fijado una de sus metas en tratar de obtener un alto nivel de compromiso por parte de las comunidades andinas mediante la firma de convenios de colaboración efectivos con éstas

Manos a la obra

Desde que AYCA consiguiera su estatus de Asociación y su inscripción en el registro el pasado mes de enero, su actividad ha sido frenética. Tras la celebración de la primera y preceptiva Junta General, tuvo lugar esta presentación oficial, que supuso todo un éxito de asistencia y también de afiliación. Ello ha permitido obtener una primera remesa de fondos para empezar a desarrollar los proyectos de AYCA y, en este sentido, la idea de la Junta es continuar recabando apoyo durante los dos próximos meses, lo que permitirá materializar un proyecto hacia el próximo mes de octubre.

Botiquines para todos

Atendiendo la sugerencia de uno de los profesores que ejercen en la zona, la fabricación de botiquines para las escuelas de las diferentes comunidades tiene todos los números para convertirse en el primer proyecto con el sello de AYCA. Un proyecto altamente interesante y de gran utilidad, puesto que los centros educativos de la zona suelen hallarse a quilómetros del puesto de atención médica más cercano y, de este modo, se permitiría a los profesores realizar tratamientos de emergencia a los niños enfermos o lesionados.

Cómo colaborar

Cualquier persona sensible a las necesidades de los pueblos andinos puede colaborar con AYCA. Entre las formas de colaboración se encuentran algunas ya mencionadas anteriormente, tales como la aportación de ideas, el trabajo voluntario, la realización de actividades solidarias para la recaudación de fondos o la realización de donativos económicos. Los miembros de la junta quieren incidir en la importancia de contar con una base social considerable como una de las claves para el triunfo de la iniciativa.

Brindis por una oportunidad

Como mandan los cánones, la breve ceremonia de presentación de AYCA se finalizó con un brindis entre los asistentes. Un brindis que selló el ilusionante nacimiento de esta joven asociación que, con sus proyectos sencillos y cercanos, pretende dar una oportunidad a aquellos que no la tienen para que, en el futuro, sean ellos quienes creen las suyas.

                 *Licenciado en Periodismo por la Universidad                                                  Autonóma de Barcelona.

 

© 2010, AYCA